#

Piénselo otra vez

El espionaje en el Perú

Edición de m 2009

Olvídese de las posesdevíctima del gobierno: el Perú también espía. Olvídese de las películas de James Bond: los espías del tercer mundo usan Hotmail. Olvídese de tantas protestas: salvo Ariza y sus cómplices locales, nadie más sufrirá condena por el espionaje. Pero recuerde a Montesinos y a los que vinieron después: por ellos, la inteligencia del Perú es tan competitiva como su selección de fútbol.

El Perú no espía”

Pien__col1FALSO. Nadie duda de la validez jurídica y diplomática de la protesta del gobierno peruano ante el espionaje chileno. Sin embargo, la actitud del presidente Alan García y su Gabinete ante el descubrimiento de los actos del suboficial de la Fuerza Aérea del Perú Víctor Ariza en contra de la seguridad del país ha parecido, por momentos, la de representantes de un país que no espía a otros. Ello no sería así. En una fecha tan reciente como el 2005, el Perú tuvo a su propio espía descubierto con las manos en la masa. O en los discos compactos, para ser más exactos. Se trató, según denuncia de la prensa ecuatoriana que nunca alcanzó mayor repercusión, del suboficial ecuatoriano Carlos Edmundo Romero Pico.

Romero Pico era, según la versión recogida por el diario Expreso de Guayaquil, el “Ariza ecuatoriano”. Habría operado por 84 meses entre 1998 y 2005, y habría filtrado unos 1,000 documentos, con información sobre estrategias de defensa, apreciaciones de inteligencia, análisis de armamento, espionaje y contraespionaje, y manejo de recursos internos de las Fuerzas Armadas Ecuatorianas. El suboficial habría recibido unos US$150,0000 por su trabajo, el cual iba recibiendo personalmente o a través de transacciones financieras.

¿Cómo identificó la Inteligencia peruana que Romero tenía “pasta” de espía? Descubriendo que su situación económica y sus “debilidades personales” podían llevarlo por ese camino: el suboficial tenía siete hijos, nacidos de cuatro parejas diferentes. Lo que sorprende, entonces, era que la Contrainteligencia peruana tardara tanto en descubrir que, entre las filas de la FAP, había un suboficial tan perfectamente parecido a aquél que, en el norte, se había reclutado para espiar.

En julio del 2005, Romero Pico fue capturado en Manta. Portaba tres discos compactos, los cuales contenían más de 10 documentos reservados presuntamente encargados por el Perú. Ecuador habría identificado incluso al militar peruano que reclutó al espía: el teniente coronel de la Fuerza Aérea Peruana (FAP) Efraín Rojas. El “informe Águila”, elaborado por la Contrainteligencia ecuatoriana, también señalaba al general de la FAP Luis Valcárcel Hare como líder de la red de espionaje y a dos mayores como contactos directos de Romero Pico. El suboficial ecuatoriano fue condenado a cinco años de prisión por una corte militar.

Este caso no habría sido uno aislado. De acuerdo con la revista Caretas, luego de la guerra del Cenepa espiar a Ecuador se convirtió en una prioridad. “El despliegue incluyó espionaje intensivo en bases aéreas, interceptaciones telefónicas e incluso la siembra de información sobre un supuesto Plan Zorro denunciado por el ex presidente Abdalá Bucaram, quien acusó al general Paco Moncayo de encabezar un complot para sacarlo del poder”, señaló el semanario. Y, aunque el Acuerdo de Paz entre Ecuador y el Perú pareció calmar las relaciones, el espionaje fue reimpulsado después de una reunión secreta entre la Fuerza Área Chilena y la Fuerza Áerea Ecuatoriana en el 2005 para analizar la capacidad bélica del Perú.

Por otro lado, desde el ámbito privado, poco antes de que se revelara el caso Ariza, varios políticos chilenos habían pedido a su gobierno que protestara por las actividades de la empresa Business Track, las cuales supuestamente habrían incluido el espionaje a altos mandos militares de dicho país entre julio y agosto del 2004. Sin embargo, en aquella ocasión, la Cancillería peruana deslindó rápidamente cualquier responsabilidad y se comprometió a investigar el caso a profundidad. Igual, públicos o privados, el Perú no está libre de tener sus propios capos del “recontraespionaje”.

 

El Perú perdió toda capacidad de espionaje internacional con la desactivación del SIN”

NO, PERO SÍ QUEDÓ MUY DISMINUIDO. El caso de Romero Pico demuestra que las Fuerzas Armadas peruanas pudieron sostener una operación de espionaje iniciada durante el régimen de Alberto Fujimori luego de la caída de éste y hasta bien entrado el gobierno de Alejandro Toledo. No obstante, en realidad la inteligencia peruana orientada al frente externo viene sufriendo un sostenido deterioro que se remonta incluso a la época de Fujimori, en la cual órganos que debían concentrarse en dicho frente, como el Servicio de Inteligencia del Ejército (SIE) terminaron involucrados en casos locales de violaciones de derechos humanos.

Luego, con el advenimiento del gobierno de Valentín Paniagua, la situación empeoraría en lugar de mejorar. “Lo que hizo el gobierno de transición al espantar a todos los miembros del antiguo Servicio de Inteligencia Nacional (SIN) fue una barbaridad”, afirma Fabián Novak, experto en derecho internacional y ex viceministro de Políticas para la Defensa del Ministerio de Defensa. “Cuando se desactiva el SIN no se desactivan las áreas que se dedicaron a la inteligencia en el frente interno y que cometieron los actos que después se conocerían, sino que se destruye todo el sistema”, explica, a su vez, el general EP (r) Daniel Mora, ex jefe del Consejo Nacional de Inteligencia (CNI), que sucedería al SIN –y que hoy se ha convertido en la Dirección Nacional de Inteligencia (DINI)–. Mora señala que, a su llegada al CNI, no encontró los equipos mínimos para cumplir sus tareas y que la totalidad del personal era nueva. “Formar un agente toma entre cinco y siete años, por lo que trabajar con personal inexperto era casi imposible”, apunta.

Además, en los años posteriores a la caída de Fujimori, la debilidad institucional de los órganos de inteligencia se agravó. Así, sólo durante el gobierno de Toledo se sucedieron ocho jefes de inteligencia, incluido el tristemente célebre César Almeyda. Otros tres –Ricardo Arboccó, Alfonso Panizo y el propio Mora– salieron del CNI envueltos en controversias y, de hecho, el primero sólo duró 48 horas en el cargo.

En el período de Alan García, mientras tanto, el panorama no parece demasiado diferente. Si bien el coronel EP (r) Héctor Bertrán ocupó la jefatura de la DINI hasta febrero del 2009, su reemplazante, el general PNP (r) Danilo Guevara removió de sus cargos al subdirector de la DINI, al director de Informaciones, al director de Contrainteligencia, al director de la Escuela Nacional de Inteligencia y al jefe del Gabinete de Asesores, entre otros altos cargos.

 

El espionaje requiere de tecnología de punta”

NO NECESARIAMENTE. Si se habla de la CIA o del MI5, seguramente los gadgets más alucinados son parte del arsenal de cada agente secreto. Uno escucha hablar de espías y piensa en supercomputadoras, satélites, escuchas telefónicas, miniaparatos de grabación o registro gráfico, camuflaje y, por qué no, en los míticos carros de James Bond.

Pero cuando se trata de Víctor Ariza o de algún otro espía tercermundista (como el propio suboficial ecuatoriano Romero Pico mencionado líneas arriba) las cosas son mucho más simples que en las películas de Misión: Imposible. Según confesión del propio Ariza, la filtración del plan estratégico de la FAP hasta el 2021 no tuvo nada de “efectos especiales”: el suboficial simplemente sustrajo el documento de un archivo, lo llevó a su casa, lo fotografió página por página y lo envió por correo electrónico de una cuenta de Yahoo! a otra. Hay que reconocer, eso sí, que al menos estas dos últimas eran encriptadas.

De igual modo, para sus viajes al exterior, Ariza usaba su pasaporte, con lo cual dejaba las ahora conocidas huellas de su registro migratorio y de las triangulaciones Perú-Argentina-Chile que solía hacer. Nada de identidades múltiples ni decenas de pasaportes impecablemente falsos.

En el caso de Romero Pico, lo rudimentario de los instrumentos se repite. Así, de acuerdo con lo reportado por Caretas, los contactos entre el espía ecuatoriano y sus contrapartes peruanas se hacían por teléfonos móviles y convencionales, así como mediante correo electrónico. Para ello, Romero usaba su “súper-sofisticada” cuenta personal de Hotmail. Y sus pagos no corrían por cuentas secretas en Suiza o Gran Caimán: cuando no se hacían personalmente, se daban mediante triangulaciones con el Wachovia Bank de EEUU y la cuenta de la amante del espía en el Banco Internacional de Ecuador.

 

El espionaje es sancionado duramente por el derecho internacional”

Ampliar imagenNO. Según el ex canciller Francisco Tudela, los actos de espionaje constituyen una violación a la Carta de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), la cual impone a sus firmantes abstenerse del uso de la fuerza o de amenazas. Por su parte, el artículo 3º de la Carta de la OEA señala que es deber de los estados no atentar contra la soberanía, la independencia o la integridad de los otros firmantes, así como actuar de buena fe en las relaciones internacionales. En ese sentido, como señala Novak, de comprobarse que el espionaje fue autorizado por su gobierno, Chile habría violado estos principios.

No obstante, y a pesar de que el caso pueda llevarse a instancias como el Consejo de Seguridad de la ONU (la recomendación de Tudela) o a la OEA (donde el ex canciller señala que la influencia de su secretario general, el chileno José Miguel Insulza, jugaría en contra del Perú), Novak apunta que lo más probable es que no exista mayor sanción efectiva para el país infractor: como máximo, se podría obtener alguna resolución con recomendaciones o una condena a la actividad de espionaje. Es más: resulta poco probable que el Perú rompa relaciones con Chile pasado el aspaviento, algo que ya se comenzó a ver al cierre de esta edición con la bajada de tonos de los mandatarios de ambos países durante la cumbre de Unasur. “Estados Unidos y Rusia nunca rompieron relaciones y nunca redujeron relaciones comerciales, justamente por el hecho de que se presupone que estas cosas ocurren de vez en cuando, cuando los países tienen miedo y cuando hay falta de confianza”, declaró Tudela al programa televisivo La Hora N hace unas semanas.

De igual manera, en este tipo de casos la cuerda siempre se rompe por el lado del espía. Así, en tiempos de paz los espías están sujetos a la legislación interna del país al que le roban información, así sean extranjeros, mientras que en tiempos de guerra ni siquiera merecen la protección del derecho humanitario: lo único que la ley internacional exige es un juicio justo en lugar de una ejecución extrajudicial. Pero si los instigadores del espionaje están en el territorio del país que espía –como sucedería en el caso de Ariza y sucedió en el de Romero Pico– la única forma de sancionarlos es a través de una extradición, la cual ya fue solicitada para los sospechosos de ser los contactos de Ariza, supuestamente identificados como Daniel Márquez Torrealva y Víctor Vergara Rojas.

No obstante, resulta obvio que conseguirla será más que complicado. Así, de acuerdo con Carlos Caro, experto en derecho penal internacional, en el escenario de que Chile realmente se muestre dispuesto a someter a la ley a los sospechosos de instigar a Ariza, el estándar probatorio de dicho país para casos de extradición es muy elevado, como ya le tocó experimentar al Perú cuando se pidió ésta para juzgar al ex presidente Alberto Fujimori. Dificulta aun más la situación la costumbre chilena de no extraditar a sus nacionales. Así, los tribunales sureños podrían utilizar el denominado “principio de representación”, mediante el cual juzgarían a los sospechosos en su territorio aplicando la ley peruana. ¿Se llegará hasta ese punto ahora que la presidente chilena Michelle Bachelet parece más dispuesta a iniciar investigaciones y llegar al fondo del asunto? Ver para creer.

 

 

0 comentarios

Escriba su comentario *





Normas de uso:

Esta es la opinión de nuestros lectores, no de PERUeconomico.com

No está permitido dejar comentarios contrarios a las leyes peruanas o injuriantes

Su comentario no debe exceder los 1500 caracteres

Temas relacionados: Piénselo otra vez

“Este modelo económico genera desigualdad”

Edición de a 2010

Al cabo de dos décadas de políticas pro mercado, las frías cifras arrojan resultados distintos de lo que convencionalmente se supone: la desigualdad ha …

Las armas nucleares

Edición de n 2010

La promesa de Barack Obama de liberar al mundo de bombas atómicas es una pérdida de tiempo. Pero no por las razones que usted …

No existen las burbujas financieras

Edición de s 2010

Prácticamente todos los medios de prensa en Estados Unidos usan la palabra cuando informan sobre los mercados financieros. Cada edición de The Economist incluye …

China: ¿el más contaminante?

Edición de l 2010

China está mucho más comprometida con el medio ambiente de lo que se cree, pero todavía puede –y le conviene– hacer mucho más frente …

“El pisco peruano”

Edición de a 2010

El Perú alcanzó el primer lugar en la exportación de pisco a nivel mundial, lo que a primera impresión podría hacer pensar en grandes …

“La piratería”

Edición de t 2010

Sólo dos de cada 100 discos musicales comercializados en el mercado peruano son originales. Haga memoria y recuerde cuál fue la última película que …

Mitos sobre la hoja de coca

Edición de o 2010

El cultivo de la hoja de coca en el Perú suscita todo tipo de pasiones y aseveraciones. Sin embargo, no todas son ciertas.

Brasil progresa, pero sin exagerar

Edición de n 2010

¿Brasil le lleva realmente mucha ventaja al Perú?

El poder de los medios de comunicación

Edición de 2010

El poder real de la prensa ha sido siempre motivo de discusión. ¿Puede éste realmente condicionar los destinos de un país?

“Un antisistema estará en la segunda vuelta del 2011”

Edición de 2009

 Keiko Fujimori no es antisistema; Humala no llegaría a una segunda vuelta; el modelo económico no calentará la agenda electoral; Alan García no podrá …

“El ascenso de Asia”

Edición de n 2009

  Se dice que China tendrá la nueva hegemonía mundial y que nadie opacará el crecimiento asiático. ¿Es así de contundente en realidad?

¿El Grupo Romero es el más poderoso del país?

Edición de o 2008

  Una de las preguntas más frecuentes en el ambiente empresarial peruano analizada desde diferentes ángulos  

“Arequipa es la segunda ciudad del Perú”

Edición de n 2008

  ¿Siguen el Misti y sus faldas constituyendo la metrópoli más importante del interior del país?  

“El grado de inversión es un sello de calidad irrelevante”

Edición de 2008

  ¿Cuáles son los beneficios reales de la calificación obtenida por la economía peruana?    

“El grado de inversión es un sello de calidad irrelevante”

Edición de 2008

¿Cuáles son los beneficios reales de la calificación obtenida por la economía peruana?

“El Perú sigue el modelo chileno”

Edición de o 2009

¿Realmente el desarrollo económico peruano viene encaminándose por el mismo rumbo que el que sigue el vecino del sur desde años atrás?

“Los monopolios son malos siempre”

Edición de i 2009

¿Realmente es tan malo como se cree que exista un actor excluyente en un mercado?

Juegos Olímpicos (depende)

Edición de r 2009

<!-- /* Font Definitions */ @font-face {"Cambria Math"; panose-1:2 4 5 3 5 4 6 3 2 4;} @font-face {"Book Antiqua"; panose-1:2 4 6 …

“El Perú antes de la Reforma Agraria era mejor que el de ahora”

Edición de r 2009

<!-- /* Font Definitions */ @font-face {"Cambria Math"; panose-1:2 4 5 3 5 4 6 3 2 4;} /* Style Definitions */ p.MsoNormal, li.MsoNormal, …